Inglés Francés Español
EN FR ES

La estructura del boletín

Teniendo como base el trabajo preliminar realizado en cada uno de los cuatro países piloto, durante el taller de abril de 2009 se desarrollaron 70 indicadores, divididos en 15 temas (como se especifica a la derecha). Si desea consultar el conjunto de indicadores completo de cada uno de estos temas y una breve explicación de los mismos, puede descargarse el documento con los indicadores.
La estructura del boletín

La objetividad

La estructura del boletín

Un gran número de boletines ciudadanos utiliza o una metodología de estudio de mercado (cuestionario estándar, muestreo formal estratificado aleatorio, etc.) o debates de grupos focales más similares a otros tipos de investigación participativa (como PRA). Independientemente del método que se use, normalmente se hace la siguiente pregunta: “¿Está desempeñando correctamente sus funciones el proveedor de servicios?” El problema es que ésta es una pregunta subjetiva y cada persona interpretará de forma diferente ese desempeño de las funciones, con lo que las opiniones serán realmente diferentes. Para que los datos sean relevantes y fidedignos es necesario poder calcular un “promedio” (mediante un muestreo) o justificar los datos (mediante reuniones en persona de grupos focales que incluyan a ciudadanos y funcionarios).

Pero el boletín de transparencia diseñado para este proyecto es diferente a otros boletines ciudadanos en que se basa en preguntas de “sí/no” objetivas. Se espera que así se puedan recabar datos objetivos de una forma más fácil y rápida, que sirvan de punto de partida para otras actividades de defensa (incluidos los debates con los funcionarios).

La estructura sí/no

La estructura del boletín

En teoría, cualquier pregunta para la que se desee una respuesta de “sí/no” deberá ser muy sencilla. Por ejemplo, la respuesta a la pregunta “¿Pertenece esta información al dominio público?” sería: “sí” o “no”.

Sin embargo, se debe proceder con cautela: la creación de un boletín no es tan fácil como la mera distribución entre los grupos locales de una tarjeta ciudadana de puntuación para que la rellenen. Aunque esto puede aportar algunas de las respuestas, no nos ofrecería la perspectiva general. Por ejemplo, la mera presencia de un documento no significa que éste se vaya a usar, seguir y comprender, y mucho menos que se vaya a rellenar de forma coherente y en un idioma adecuado.

Asimismo, responder preguntas como ésta es mucho más fácil si sólo nos referimos a documentos únicos que sean relevantes a todo el país (como un mapa de ordenación territorial nacional), pero resulta más complicado si pasamos a un nivel más local. A modo de ejemplo digamos que existe un documento genérico para un contrato de tala que está disponible al público, pero que los contratos específicos sólo se ponen a disposición de los interesados locales pertinentes. En dicho caso, ¿puede decirse que un documento pertenece al dominio público si la comunidad A ha recibido una copia de su oficina forestal local pero a la comunidad B se le ha denegado la suya?

Como se observa, existen ciertas limitaciones y para intentar superarlas es útil adoptar una serie de técnicas de investigación complementarias que incluyan tanto cuestionarios comunitarios como investigación teórica o por Internet.

Los comentarios complementarios

La estructura del boletín

Incluso un simple enfoque de “sí/no” puede conllevar un conjunto de preguntas bastante detallado. Esperábamos que muchas, si no la mayoría, de las respuestas fueran del tipo “sí, pero…” y que los comentarios complementarios representaran la opinión del equipo de cada país. Podría tratarse de su propia opinión subjetiva o una opinión más objetiva que se basara en las constataciones de las consultas a la comunidad, una encuesta o un cuestionario.
Algunos ejemplos podrían ser:

• Pregunta: “¿Existe un foro forestal nacional?” Respuesta: “Sí, las leyes contemplan los foros y procedimientos, pero no funcionan”.

• Pregunta: “¿Se ponen a disposición del público los documentos definitivos de permisos o contratos?” Respuesta: “Sí, la información general está disponible, pero aún no existe un sistema central de información”.

• Pregunta: “¿Se responde de forma oportuna a las solicitudes de información?” Respuesta: “No, pero no existe acuerdo alguno sobre lo que supone un plazo razonable”.

Los equipos de investigación de cada país deberán entonces mostrar pruebas de la respuesta proporcionada, ya sea afirmativa o negativa. La pregunta “¿Aprueban la ilegalidad algunas comunidades forestales?” sólo puede tener una respuesta afirmativa significativa si se proporcionan ejemplos, o negativa si se puede demostrar que cualquier investigación que se haya realizado hasta el momento no ha sido concluyente en este aspecto.

Para cada uno de los indicadores de transparencia de este boletín se consideraron siete comentarios complementarios. La descripción completa de cada uno de ellos está disponible para su descarga, pero a continuación se ofrece un resumen:

• Fecha (de la/s publicación/publicaciones)
• Título (de la/s publicación/publicaciones)
• Fuente (El sitio web o cualquier otro punto de difusión y quién lo ha publicado)
• Idioma (¿Está en las lenguas vernáculas adecuadas?)
• Precisión (¿Hay errores?, ¿Está clara la metodología/justificación?, ¿Hay algún proceso de validación?)
• Puntualidad (¿Está actualizado?)
• Exhaustividad (¿Abarca la perspectiva completa?, ¿Hay lagunas o incoherencias?)

Continúe si desea consultar la metodología que utiliza el equipo de cada país o pinche sobre uno de los países que aparecen en la parte superior de la página para consultar sus resultados.

Patrocinado por
Global Witness DAR CIKOD CED SDI Grupo FARO Asociación de Forestería Comunitaria de Guatemala Ut’z Che’ Réseau Ressources Naturelles
Todas las páginas específicas de cada país en el sitio web son gestionadas de forma independiente por las organizaciones del país respectivo. Aviso legal